domingo, 9 de agosto de 2015

LLUVIA NEGRA

¿Cómo explicarle a un niño 
el horror de la guerra? 
¿Que ya no tiene padres? 
¿Que ya no podrá ser padre? 
 Porque un 6 de agosto de 1945 
Un hongo diabólico nuclear 
Destruyó una ciudad en mil pedazos 
 Destruyó vidas en mil pedazos 
La bomba de uranio Little boy 
Sobre los cielos de Hiroshima 
¿cuántos niños pequeños lloraron lágrimas negras? 
¿abrieron sus bocas a una lluvia negra
 Como manchas de tinta
sin sospechar 
que el veneno radioactivo 
entraría en sus venas? 
 Porque la bomba estaba en sus cuerpos 
y en cualquier momento 
estallaría 
Y el cáncer la leucemia la esterilidad las quemaduras 
Eran monstruos en vida 
¿Y los verdaderos monstruos? 
Porque a los estados desunidos 
no les alcanzó 
Porque el hombre es lobo del hombre 
Porque a la ambición del hombre no le importa la vida 
Y mucho menos ciento cuarenta mil vidas 
Porque el ego del hombre es gordo 
Fat man explotó tres días después 
 sobre los cielos de Nagasaki 
la ciencia desmedida creó 
su Frankenstein de Plutonio

en un instante 
en dos bombas 
el poder destructivo del universo  

Mientras tanto 
Una niña no termina sus mil grullas de origami 
en el río Motoyasu ciento cuarenta mil lámparas de papel 
 miles de personas juntan firmas para el desarme nuclear 
todo el tiempo la amenaza en nuestras vidas 
dieciséis mil bombas atómicas 
pueden estallar todavía 

 ¿Cuándo el hombre dejará de destruir? 
¿cómo explicarle a un niño 
el dolor de la guerra?



 

martes, 2 de septiembre de 2014

RISAS

Esas risas que vienen a mí
Como puñaladas
Como dardos punzantes
¿Tengo que esquivarlas acaso?
¿Cómo sostenerme en el vértigo
de no saber cómo actuar?

Pronuncié mi nombre y no lo recordé
Es sólo un conjunto de letras sin sentido.
Al fin y al cabo todo lo que cuenta
Es este corazón que tiembla
Y late.

¿Esas risas que vienen a mi como puñaladas
son mi propia oscuridad?
¿Por qué no puedo reír cuando todos se ríen?

La risa es una mentira
Cuando no es desde el alma
Desde el crujir los huesos
Y aplastar la mandíbula
Desde el apretar las manos
Tan sólo para sentir
La verdad
De lo que palpita y nace
Y muere también.

Quizás
Cuando todos cierren los labios
Cuando ya no tengan nada
Para decir


Yo reiré.

lunes, 17 de febrero de 2014

JUGUETES

¡Qué feliz eres, niño, sentado en el polvo,
divirtiéndote toda la mañana con una ramita rota!
Sonrío al verte jugar con este trocito de madera.
Estoy ocupado haciendo cuentas,
y me paso horas y horas sumando cifras.
Tal vez me miras con el rabillo del ojo y piensas:
«¡Qué necesidad perder la tarde con un juego como ese!»
Niño, los bastones y las tortas de barro
ya no me divierten; he olvidado tu arte.
Persigo entretenimientos costosos
y amontono oro y plata.
Tú juegas con el corazón alegre con todo cuanto encuentras.
Yo dedico mis fuerzas y mi tiempo
a la conquista de cosas que nunca podré obtener.
En mi frágil esquife pretendo cruzar el mar de la ambición,
y llego a olvidar que también mi trabajo es sólo un juego.


(Rabindranath Tagore)

domingo, 17 de noviembre de 2013

ORIGAMIS


No hay una receta para hacer origamis
Para dar la vida en un papel
Para aniquilar en un instante
Sólo dedos/moviéndose
sigilosamente
Cortando figuras en cartulina
Tres grullas
Tres pájaros de papel sobre un fondo blanco
Dos flores del loto:
Nuestras manos
Queriendo crear para deshacerlo todo
Hoy en mi ventana brilla el sol/mi corazón/
Se pone triste contemplando la ciudad…
Una canción de amor/que de a poquito se transforma en
una canción de humor
dibujando triángulos sobre nuestra piel
divirtiéndonos
de lo efímero de las cosas
Por qué te vas/Por qué te vas.

Hasta que
arrojamos un pájaro
por la ventana


Para ver qué pasaba.

martes, 22 de octubre de 2013

Pregunten por el amor



“…preguntad por el amor
en los sucios hospitales
donde un niño parpardea
por última vez”
                                                                                                                                                (Gabriel Jaime Franco)


Ilustrado por Agustina Torchia (ESB 13 "Julio Cortázar"- Ituzaingó)
Ilustrado por Agustina Torchia (ESB 13 "Julio Cortázar"- Ituzaingó)
Pregunten por el amor
No por la guerra
En el último parpadeo de un niño
En el odio desenfrenado de un muerto en vida
En la cal y el cemento desparramado por el cosmos
Que siempre genera
Y regenera
Ciudades y paredes que invaden
(Por su arrogancia)
Al tímido amanecer
Que se asoma todavía

Pregunten por el amor
Cuando los ojos se llenen de pólvora
Cuando un estómago ronronee de vacío
Feroz.


¿Cuántos dólares vale una vida?
¿A cuánto se cotiza?
¿En el peso de una lágrima?
¿En los sucios manicomios y hospitales?
¿En el fusil recién cargado?
¿En el grito de mi voz?

Amen y sólo
y sólo entonces
Pregunten
Respondan
por el amor
No por la guerra.



miércoles, 22 de mayo de 2013

Into my arms- Nick Cave, subtitulado


viernes, 8 de marzo de 2013

variaciones sobre un poema de e.e. cummings




como un dios...
ahí mismo
entre la gente que mira 
y el iluminado universo  
que la ventana rota    deja ver
el hombre
rehace el mundo

es una infinita espalda
un desasosiego
sin embargo    nadie
puede dejar de ver

con meticulosa calma    repone
cada tabla
cada negación
en su sitio
hasta la oscuridad del mundo
hasta la alteración de sí

la vida mueve sus ciclos
sus ruedas de shan shara
el hombre ahora es
ese pájaro que canta
a ambos lados
de la ventana



                                           (Carlos Eduardo Gallegos)

viernes, 6 de julio de 2012

DETRÁS DEL SUEÑO

                                              
                                                                       A  Raquel Lartigue

Tal vez sean los vientos, que silenciosos cruzan los sitios donde
amamos,
quienes van recogiendo nuestras mismas imágenes de antaño
-¡Tanta sombra que aún nos sobrevive!-
para poblar los sueños.

Incansable paciencia es la del viento
Llorando inútilmente un olvido imposible hasta la eternidad.

Tú lo habrás sorprendido alguna vez entre las nieblas de una descolorida medianoche,
y te habrás detenido junto a tus propios rostros
lo mismo que delante de un espejo que las continuas lluvias  empañaron
y desde el cual una velada niña saluda alegremente su juventud sombría y cruel.

Estaría también la escalera ruinosa,
Vencida, como un puente que ha cruzado la dicha
y que vacila ya, irremediablemente, al eco de unos pasos;
y allí, sobre los muros,
el ángel del candor despertaría los antiguos retratos,
las ventanas abiertas a todo reino,
los penosos colores que no fueron un instante de luz tranquila sobre el mundo,
sino un largo misterio que sabías
porque sabías también, palideciendo, el corazón secreto de las cosas;
y un olor a humedad, a leyenda anterior al tiempo conocido,
acercaría a ti la sombra de su musgo como un pausado amor.

Todo esto es lo que el viento ha podido guardar de una estación herida hasta las lágrimas:
dos desaparecidos que repiten aún, unidos como entonces:
una misma señal amante del recuerdo y de la lejanía,
un oscuro recinto,  un rincón sepultado,
donde la soledad y la tiniebla se persiguen.

Escucha.
No es el rumor creciente de la sangre que sostiene los cuerpos
deseos tras deseos,
Es el humilde roce del polvo sobre el polvo.
No penetrar allí.
Bastará solamente que levantes los ojos desde el llanto
y esa tierna ceniza, esa piedad de un pasajero tiempo logrado duramente,
se habrá desmoronado lo mismo que una rama bajo el peso de su último huésped.

Doliente sopla el viento alrededor del sueño.
Son las manos del alba, claras y despiadadas, que lo van conduciendo hacia otro cielo.
Una densa marca liviana como el aire nos descubre la piel
y un lugar conocido, indiferente a la remota nube que recién habitamos,
nos reconquista a un día entre otros días,
a un resplandor fugaz sobre la tierra.

Mientras tanto tú y yo,
¡oh dulce compañera de los mismos designios!
sabremos que una hoja vivida desde adentro alguna vez
y que reposa intacta, lejos del huracán y de las luchas desnudas del invierno,
será el único siempre que habremos conocido,
aquí, donde terminan los venturosos sueños.

(OLGA OROZCO)

lunes, 9 de abril de 2012

ELIPSIS

Es tarde

quisiera darme una ducha

recitar mi mantra

y dormir profundamente

el sueño de todos los ángeles.

Cuando la pupila

se desliza hacia la nada

(la nada que es todo al mismo tiempo).

Hay algo que todavía no encuentro

no me encuentro

trato de descifrar esas cosas

tomarlas con pinzas

apoyarlas en un tablero

y completar

el rompecabezas de una vez.

Pero hay otras que se pierden

demasiadas

que no dicen nada

que no se muestran

y a su vez

arman

una única verdad.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Si cae la lluvia...

Si cae la lluvia ahora es porque quiere y no porque quiero

no tiene nada que ver con el control de los climas

ni menos de los días

Si cae la lluvia ahora es porque es hoy cuando tiene que caer

en definitiva cuando se le antoja, por puto capricho

y para colmo toda junta forma una melodía.

CASIOPEA

RENACIENDO CON EL TIEMPO EN SU INTERIOR... “Son las decisiones y no las circunstancias, las que determinan nuestro propio destino” (DAISAKU IKEDA)